martes, 1 de marzo de 2011

El factor humano

El factor humano es el principal motivo por el que la Televisión apesta; en general. Todavía se puede ver algo interesante pero lo realmente noticiable es que APESTA.

Flashback: Corremos hoy por la mañana a Getafe (en televisión se hace todo corriendo)



Parece que la expectación es algo menor de lo que yo esperaba, teniendo en cuenta que se reparte la asistencia entre programas e informativos. La conferencia de prensa (como dicen los anglosajones) la da la asociación que agrupa a las víctimas. Sorprende que un escándalo de tal magnitud genere tan pocas preguntas en la sala. En cuanto termina la "rueda", la soldadesca periodística se abalanza sobre las personas que allí han acudido a despejar sus dudas y a apoyar el acto. No sé si el cebo estaba puesto en el anzuelo adrede (Amnistía Internacional también lo hace y es eficaz e ilustrativo) o fueron allí por iniciativa propia. Eso no importa, el factor humano se ha hecho carne y hay que tomar la comunión. Ahí van unas hostias.
Por un lado, preguntadores con gesto triste y maternal, por otro, preguntados que rompen a llorar en algún momento. Aquí no se pueden establecer límites ni distingos, da igual programas, deportes, o informativos, todo está trufado del reduccionismo de las emociones banales. No se busca la empatía o la comprensión y asimilación del problema, sino la compasión, la condescendencia. La lágrima que tan fácil llega como se va.
No es culpa de los que trabajamos en esto (aunque algunos/as parecen disfrutarlo). La Televisión, como Skynet, ha tomado conciencia de sí misma y se rige por sus propias leyes, se alimenta de estas historias, las procesa y las hace suyas. Así, dificilmente puede ayudar a erradicarlas, al contrario, genera otras nuevas, tangenciales para seguir creciendo con nuestra necesidad de seguir formando parte de ellas. Si no fijaos en el "cultivo" de famosos que supone "Gran Hermano".
Publicar un comentario