domingo, 8 de marzo de 2015

Comunicación - Información - Conocimiento

A pesar de que cada día más periodistas o informadores se pasan al bando de la Comunicación corporativa, INFORMACIÓN y COMUNICACIÓN no son lo mismo. El CONOCIMIENTO (a la larga, la Cultura) es el objetivo a conseguir con la gestión de ambos conceptos.

Empecemos con la Comunicación. Me acabo de referir a la corporativa o gestión positiva de la imagen de marca y su presencia en la sociedad. Pero es la Teoría clásica de la Comunicación o cómo se producen los intercambios de información por dónde quiero empezar. Si quisiéramos establecer una jerarquía podría ser ésta:



CONOCIMIENTO

v   v   v


INFORMACIÓN


v  v  v


COMUNICACIÓN




¿Es este esquema inmutable? Por supuesto que no; como casi nada. En la Sociedad de la Información el avance tecnológico y su éxito comercial, están provocando importantes tensiones de cambio social. La teoría clásica de la Comunicación, con su emisor, receptor, canal y mensaje, se desintegra en el marasmo multilateral de los hipervínculos, la World Wide Web. Antes la Comunicación podía describirse mediante una línea o un grupo de ellas que convergían en uno de los extremos, normalmente, el del emisor. En la actualidad, aparte de ir perdiendo la noción y dimensión del sistema, esa "tela de araña", esa web, es el dibujo que más se asemeja. El diagrama se complica y la jerarquía de sus puntos clave se pierde. Podríamos hablar de una democratización inducida por la tecnología. Se equiparan las capacidades del emisor y del receptor, es más, el "feedback" ha pasado de ser un elemento importante del sistema a ser la sustancia del mismo. Pasamos de una difusión discursiva a una conversacional. Del cronista / locutor / presentador de los decadentes "Mass Media" a la interacción múltiple de los perfiles en la redes sociales.

Hoy día la expresión " medios de comunicación" pierde fuerza, cualquiera podemos serlo: blogueros, tuiteros, foreros... Ahora son esos Mass Media los que siguen a particulares para generar su propia información.



Tiempos de Cambio_.

Es evidente que ya vivimos una "Post- sociedad de la Información" por tanto. Algunos autores equiparan el concepto "Sociedad de la Información" con el de "Sociedad del Conocimiento". Otros tienden más a concebir la segunda como una etapa a continuación de la primera, lo que me parece más correcto. Cuando la Información es recogida, procesada y difundida se convierte en Conocimiento. Por ejemplo, hoy la Televisión comienza a desaparecer de algunos hogares y la saturación de emisores produce una redundancia excesiva ("Ruido") Actualmente se busca más el acceso a las bases de conocimiento, a una Información que no va a ser re-elaborada, ni re-interpretada, salvo por la propia subjetividad del que acceda. Los soportes físicos dejan de ser importantes; algunos mueren, como el papel. Cada uno de nosotros elige el soporte con el que compartir e intercambiar ese conocimiento. Todo se vuelve más inmaterial. Como en una película de ciencia-ficción, pasaremos de "la Nube" a un "Ente"; y quién sabe si con conciencia en un futuro.

La Información y su acumulación en bases de Conocimiento están inclinando la influencia de los referentes ideológicos hacia personajes más genéricos y anónimos, en vez de los tradicionales líderes mediáticos. Parece que por ahora la sociedad demanda todavía líderes, políticos, mediáticos, intelectuales o deportivos. Pero esos liderazgos cambian más rápidamente y abarcan más capas y sectores sociales. Ésta ha crecido educativamente, en conocimiento, y su capacidad de análisis y su criterio se han multiplicado. Se valora más la experiencia y la información aportada que la oratoria. Surgen las tensiones sociales por parte del status quo tradicional hacia el acceso incontrolado y casi universal a lo que se considera en muchos casos una fuente de riqueza. Todos los intentos de control y censura del libre intercambio de información y opinión que vemos a diario en prácticamente todo el mundo son evidentes y prueba de lo que digo.



Mundos Paralelos_.

Tenemos pues un sistema de comunicación que posibilita el intercambio de información para acumular conocimiento.

Antes podía representarse con un diagrama piramidal en cuya cúspide se situaban líderes políticos, religiosos o militares (histórica y principalmente) sobre una base receptora pasiva, que eran los ciudadanos. Ahora, el diagrama se ha complicado. Más bien deberían ser subconjuntos agrupados en otro mayor. Se me ocurre un paralelismo con la evolución de la Física: Hemos pasado de la Física clásica de Newton, fundamentalmente, la elegante y limpia Teoría de la Gravedad, de resultados constatables en cualquier circunstancia, al tortuoso mundo de la Fïsica Cuántica, dónde la simultaneidad y la interacción en todas direcciones pueden llegar a verse afectadas por la presencia de un observador. En nuestra Sociedad del Conocimiento los elementos que no participan del intercambio de información son excepcionales o marginados. El criterio desarrollado por el acceso cada vez más generalizado a ese Conocimiento provoca desconfianzas respecto a la procedencia de la Información. Se ha perdido la inocencia respecto a que la verdad sea patrimonio de ciertos "emisores", incluso, a que la búsqueda de la verdad sea un objetivo en sí misma; vivimos tiempos de subjetividad. La propia definición de Información nos habla de datos ordenados, cuyo aprovechamiento racional es la base del conocimiento y un recurso que otorga sentido a la realidad. Así que ahora, la realidad es interpretada por muchos y diversos actores. Ni que decir tiene que, antes y ahora, esa realidad elaborada contiene una moralidad implícita. La Moral se debate siempre en una lucha en la que solo puede quedar uno. Así ha sido tal vez hasta ahora, en que moralidades alternativas luchan por abrirse hueco y a veces lo consiguen, aunque solo sea por una mera cuestión comercial. Se juega más con la empatía, que con la verdad absoluta. Buscamos la verdad que mejor se adapte a nuestras condiciones sociales y personales. Por eso tienen éxito los foros de discusión (Ver el paradigmático caso de "Forocoches") Podría quedarse simplemente en eso y triunfar como el último recurso de control, reduciendo la necesidad de Información y Conocimiento a la banalidad de una mera opción  de consumo. Afortunadamente, hemos superado seguramente el punto de "no retorno"





Un mundo Nuevo_.

Como siempre, el futuro es fascinante. Las opciones son múltiples pero el desarrollo siempre suma. Ese posible futuro apocalíptico de una humanidad superada y devorada por sus criaturas tecnológicas es el histórico e hipócrita miedo a la universalización del conocimiento, porque entonces... ¿! Quién serviría los cócteles ¡?

Es cierto que el avance en la capacidad de computación y análisis, así como el desarrollo de las redes de comunicación, nos alientan a imaginar un futuro con un ente autosuficiente, un "Tesauro Universal Autónomo" (o T.U.A. ¡!) capaz por sí solo de generar modelos de pensamiento y más aún, mundos paralelos o alternativos!

¡Saber es poder!
Publicar un comentario en la entrada